Poema

Tuyo

A veces, siento que el peso del tiempo es más grande que el de nuestros propios corazones que vienen arrastrando recuerdos desde el día en que nos conocimos.

Me confunde tu cariño repentino y las canciones de desamor que no sé a cuántos más les dedicas. Se me va olvidando poco a poco cómo es que lucía tu silueta que se paseaba desnuda entre mis dedos de madrugada, sin importarle el momento, la gente, el lugar, o el hecho de que el mundo entero se pondría en nuestra contra si se enteraran del amor que crecía en tus raíces.

Hoy, ya no voy a luchar por ti, pues me di cuenta de que la única forma de salir con vida de un pelea contra ti mismo, es lleno de heridas; y ya no pienso lastimarte, pero más importante aún, ya no quiero que me lastimes.

Y es que antes de ti yo ya era alguien, pero compartir el espacio contigo me ayudó a descubrir exactamente quién.

Ahora que hace frío, y tus pestañas ya no me acarician las mejillas, me gusta mirar hacia lo profundo de mi cama buscando tu aroma, abrazando mis silencios y deseando haber besado tus labios por lo menos una vez. La verdad es que vivir sin ti ya no duele, pero saber que tú puedes vivir sin mí es lo que realmente me sigue partiendo el alma.

Estoy consciente de que no te mereces el amor infinito que te tengo; quizá ni siquiera te mereces estas letras, sin embargo… son tuyas.

Tal vez quieras leer

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: