Microcuento

Sol

—Seré tuya cuando caiga la noche —dijo Luna.
Desde entonces, Sol brilló incesantemente por
temor a que ella no lo fuera a encontrar
en la oscuridad.

Tal vez quieras leer

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: