Poema

Quiéreme

No quiero que me quieras por completo,
quiero que me quieras como sepas;
quiéreme como quisieras que a ti te quieran querer.
Quiéreme suavecito. Quiéreme, si quieres, en silencio.
Quiéreme como quieren los que quieren sin querer.
Quiere lo que quiero querer, quiéreme hasta la mente,
quiéreme poco a poquito, pero quiéreme intensamente.

Quiéreme como tú quieres: quiéreme con locura.
Quiéreme libremente, quiéreme sin ataduras.

Quiéreme muy despacio, como queriendo querer deprisa.
Quiéreme con el llanto, quiéreme con la risa.

Quiere querer que te quiera no queriendo ser querida.
Quiéreme cuando quieras que te quieran sin medida.
Quiéreme junto a ti por el resto de tu vida.

No quieras cualquier querer que no quiera realmente quererte;
quiéreme sólo a mí, quiéreme hasta la muerte.
Prometo querer tocarte, querer oírte, querer verte;
querer soñarte, querer vivirte, querer amarte… querer quererte.

Quiéreme, entonces, como quieras, entre pétalos y rosas.
Quiéreme como prefieras y por sobre todas las cosas.

Quiere querernos juntos querer quedarte conmigo queriendo.
Quiérenos, querida, siempre:
quiéreme queriéndonos querernos.

Tal vez quieras leer

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: