Microcuento

Olas

Así fue que las olas enamoradas continuaron
volviendo a la orilla del mar, con la ilusión
de encontrarla de nuevo, y acariciar sus
pies una última vez.

Tal vez quieras leer

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: