Poema

(Nos)otros

Quería(mos) volar lejos,
llegar a lo más recóndito de la galaxia,
escapar(nos) y nunca volver a
recordar(nos) el pasado,
pues encontraría(mos) la
solución a esa maldita
agonía que (nos) menguaba
el deseo de permanecer (juntos)
hasta el final.

En ocasiones, veía(mos) a las nubes
pasearse de aquí para allá como
conscientes de su dicha infinita
y reía(mos) sin parar.
Por las tardes, sentía(mos) el placer
de disfrutar las puestas de sol
que, como siempre,
(nos) parecían únicas.

Amanecía(mos) con la ilusión
de encontrar(nos) algo nuevo
que (nos) cambiara la
perspectiva del mundo
y escribía(mos) poesía
para hacer(nos) la vida
más amena.

Cada vez que tenía(mos) que
volver a casa,
el reloj (nos) miraba
con indiferencia
y se devoraba los minutos,
sin embargo,
sabía(mos) que no (nos)
merecía(mos) nada de
lo que (nos) estaba pasando.

Pero vivía(mos) sosegado(s)
por una profunda melancolía
de la cual nunca podría(mos) escapar.
O al menos, eso creía(mos).

Tal vez quieras leer

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: