Microcuento

Escribir

—Escríbeme un poema —me dijo.
Y me forcé tanto a complacerla que,
lo único que fui capaz de escribirle,
fue esta absurda historia.

Tal vez quieras leer

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: