Gráfico

Diana de Árbol

Agrandar imagen

Silenciosa la estrella que
salta al vacío de su vaga memoria que
no vendrá donde nadie llama al desierto construido
con tus huesos de viajera iluminada. Sólo espero la verdad del
amor que el viento comenzó en la lejana sombra de la
galería de muerte. Cuídate sola de tus propios
silencios, y ningún árbol muere de sed
en tu casa.

Tal vez quieras leer

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: