Poema

Deseo

Que seas océano, para olvidar que sé nadar
y así hundirme hasta lo más profundo de ti.
Que seas poesía, para recitarte a todo pulmón.
Que seas piedra, para que te cruces en mi camino.
Que seas navaja, para que te quedes clavada en mi corazón.
Que seas sol, para que mi mundo gire alrededor tuyo;
que seas luna, para que gires alrededor de mi mundo.
Que seas calor, para derretirme en verano.
Que seas frío, para congelarme en invierno.
Que seas luz, para que des color a mis días;
que seas sombra, para que me sirvas de refugio por las tardes;
que seas oscuridad, para que estés conmigo todas las noches.
Que seas música, para que me llegues al alma.
Que seas miedo, para que me sirvas de impulso.
Que seas infierno, para estar contigo por la eternidad.
Que seas reloj para que marques todas mis horas;
que nunca seas tiempo, para no perderte.
Que seas suelo, para volver siempre a ti;
que seas cielo, para soñar con alcanzarte.
Que seas muerte, para esperarte con anhelo.
Que seas dolor, para que me hagas sentir vivo.
Que seas pasión, para que ardas en mi interior.

Y ser gravedad, para atraerte.
Ser naturaleza, para que me admires.
Ser libertad, para que me ansíes.
Ser felicidad, para que me busques.
Ser palabra, para que me uses.
Ser aire, para que me necesites.
Ser instrumento, para que me toques.
Ser melancolía, para que me sientas.
Ser vida, para que te aferres a mí.

Ser yo mismo, y que así me quieras.
Ser tú y yo.
Para todo.

Siempre.

Tal vez quieras leer

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: